Wednesday, March 17, 2010

El Decágolo Del Padre

01. Amarás a tu hijo con todo tu corazón, alma y fuerza, pero sabiamente con tu cerebro.
02. Verás en tu hijo una persona y no un objeto de tu pertenencia.
03. No le exigirás amor y respeto, sino que tratarás de ganártelos.
04. Cada vez que sus actos te hagan perder la paciencia, traerás a la memoria los tuyos, cuando tenías su edad.
05. Recuerda que tu ejemplo será más elocuente que el mejor de tus proverbios moralizadores.
06. Piensa que tu hijo ve en ti un ser superior, no lo desilusiones.
07. Serás en el camino de su vida una señal que le impida tomar rumbos equivocados, de los cuales difícilmente se vuelve.
08. Le enseñarás a amar la belleza, a practicar el bien y a amar la verdad.
09. Brindarás atención a sus problemas, cuando él considere que puedes ayudar a solucionarlos.
10. Harás de tu casa un verdadero hogar, un centro de felicidad, para tu esposa, tus hijos y para ti.

Saludos,

F. Bobbio C.

Oración De Un Padre

Comparto esta vez con ustedes una oración interesante que me dio mi propio padre, mucho antes de ser yo mismo padre.

Dame, ¡oh Señor! un hijo que sea lo suficientemente fuerte para saber cuándo es débil y lo bastante valeroso para enfrentarse consigo mismo cuando sienta miedo; un hijo que sea orgulloso y reflexivo en la derrota honrosa; humilde y magnámino en la victoria.
Dame un hijo que nunca doble la espalda cuando debe erguir el pecho; un hijo que sepa conocerte a ti... y entenderse a sí mismo, que es la pieda fundamental de todo conocimiento.
Condúcelo, te lo ruego, no por el camino cómodo y fácil, sino por la senda áspera, aguijoneada por las dificultades y los retos. Allí déjale aprender a sostenerse en la tempestad y a sentir compasión por los que flaquean.
Dame un hijo cuyo corazón sea puro, cuyos ideales sean nobles; un hijo que se domine a sí mismo, antes de pretender dominar a los demás; un hijo que aprenda a reir, pero que también sepa llorar; un hijo que avance hacia el futuro, pero que no olvide las enseñanzas del pasado.
Y después que le hayas dado todo esto, agrégale, te suplico, suficiente sentido del buen humor, de modo que pueda ser siempre serio, pero que no se tome a sí mismo demasiado en serio.
Dale humildad para que pueda recordar siempre la sencillez de la auténtica sabiduría, la mansedumbre de la verdadera fuerza; entonces yo, su padre, me atreveré a murmurar:
"No he vivido en vano".
Amén

Saludos,

F. Bobbio C.

Friday, March 12, 2010

How To Get Rid Of Windows Messenger

Windows Messenger can be a pain in the rear if you have it installed on your computer. Click on "Start", then on "Run...", type "gpedit.msc" (without the quotation marks) and hit the "Enter" key.
Under Local Settings, look for "Computer Configuration", "Administrative Templates", "Windows Components", "Windows Messenger". Check the options for "Enable", since it says to NOT start Windows Messenger. Also, do the same under "User Configuration", "Administrative Templates", "Windows Components", "Windows Messenger".
The second part is to go to "Control Panel" ("Start", "Control Panel" or "Start", "Settings", "Control Panel"), "Add/Remove Programs", on the left, click on "Windows Components" and uncheck "MSN Explorer and "Windows Messenger" (scroll all the way down). Finally, click on "OK", I think it is.
The third and last part is to click on "Start", "Run...", type "services.msc" (without the quotation marks) and then hit the "Enter" key. Look for "Windows Messenger" and, if not "Disabled", double click on it, change it from "Automatic" to "Disabled" and then on "Stop".
That should get rid of the Windows Messenger completely.

Note: In Windows Vista or 7, I think that Windows Messenger was replaced by Windows Live Messenger or something else. There is no "Run...", but the small bar that appears above the "Start" button, when you click it, that asks to "Enter Search Term" or something like that.

Regards,

F. Bobbio C.